Tuesday, June 19, 2018
Inicio > Lo Leo y No Lo Creo > Guardar secretos se vuelve una carga para la mente

Guardar secretos se vuelve una carga para la mente

Guardar secretos a veces puede ser emocionante; pero otras tantas podría volverse todo un martirio… Y es que investigaciones han descifrado que cuando una persona tiene algo que ocultar puede limitar sus capacidades. Sigue leyendo y conoce las consecuencias.

Los expertos señalan que la mente crea una relación ‘secreto-carga’ que pueden producir consecuencias en la psicología cognitiva, perceptiva, social y en la salud de las personas. Disminuyendo su bienestar y produciendo estrés, ansiedad y agotamiento.

Los secreto pueden ser una gran ventaja; pero mantenerlos no están fácil como parece y esto aumenta cuando se trata de información importante o que puede traer consecuencias serias o se trata de alguien más.

8 DE CADA 10 PERSONAS

En promedio 8 de cada 10 personas oculta un secreto de distintas categorías. Están lo que no importan si son revelado pues no representan ninguna carga y aquellos que se demanda deben estar ocultos.

Según Michael Slepian, psicólogo de la Columbia Business School, la solución es revelarlos. “Cuando hablas acerca de tu secreto, comienzas a pensar de manera constructiva —procesarlo, darle sentido, aprender cómo hacerle frente— y se reduce tu preocupación y deja de ser una carga”.

En la publicación The Experience of Secrecy, los investigadores Michael L. Slepian, Jinseok S. Chun, y Malia F. Mason de la Universidad de Columbia explican que entre los más comunes están: los pensamientos de infidelidad, deseos románticos, comportamiento relacionados al ámbito sexual; así como las mentiras, robos, ambiciones, deshonra, detalles personales o financieros.

De acuerdo con el psicólogo, el hecho de guardar secretos sin la presión de ocultarlos ya genera tensión: “igualmente vaga por la mente, fuera de los contextos. Y esa frecuencia con la que rondan por el pensamiento es la que predice un bienestar inferior”.

Estudios anteriores ya habían dado conclusiones similares y advertían que guardar secretos podía ser perjudiciales para la salud.

Emedemujer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *