Sunday, February 17, 2019
Inicio > Curiosidades > Este era el enigmático secreto de los gatos que fue descubierto

Este era el enigmático secreto de los gatos que fue descubierto

Con cada lamedura que los gatos se dan distribuyen el 50% de su saliva por su pelaje para gestionar el proceso de regular su temperatura

Un estudio reciente publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences asegura que dos investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia de los Estado Unidos se han atribuido ser los primeros en descubrir que las papilas de las lenguas de los gatos y otros felinos tienen huecos y están involucrados en las lamidas que estos se dan.

Las lenguas de esos animales, según la investigación hecha por David Hu y Alexis Noel, poseen cientos de cavidades curvas puntiagudas y cada una puede almacenar hasta 4,1 milímetros cúbicos de saliva.

Para llegar a estas conclusiones, Hu y Noel emplearon imágenes a alta velocidad, tomografías computarizadas y mediciones que registraron la potencia de los lamidos, tras analizar seis especies-gato doméstico, montés, puma, leopardo de las nieves, tigre y león-y precisaron que cada ejemplar distribuye el 50% de ese líquido por su pelaje para regular su temperatura corporal.

Lindos y aseados

Los gatos invierten un cuarto del tiempo que están despiertos en lamerse para esto, pues la saliva refresca al animal y le permite regular su temperatura corporal dado que los gatos solo pueden sudar desde la parte inferior de sus patas. La deposición de saliva cerca de la piel del felino puede proporcionar hasta un 25% del enfriamiento necesario para la termorregulación de un gato.

Sin las papilas huecas la saliva en la superficie de la lengua solo humedecería la capa superior de la piel, dejando los pelos de abajo intactos. La base flexible de las mismas les permite penetrar en el pelaje espeso sin que luego sea arrancando.

Con la intención de explicar el proceso, estos especialistas han impreso cepillos en 3D que funcionan como las lenguas de los felinos y ayudarían a que los humanos acabaran con los alérgenos que se encuentran en el pelaje de los gatos.

NalD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *