Saturday, August 17, 2019
Inicio > Deportes principal > El duelo Caterine Ibargüen-Yulimar Rojas es lo más esperado del atletismo que arranca este domingo en los Panamericanos

El duelo Caterine Ibargüen-Yulimar Rojas es lo más esperado del atletismo que arranca este domingo en los Panamericanos

Sin el velocista estrella Justin Gatlin pero en espera de las jamaiquinas Elaine Thompson y Shelly-Ann Fraser-Pryce y otro duelo estelar en el triple salto con la colombiana Caterine Ibargüen y la venezolana Yulimar Rojas, el atletismo reinicia su actividad en los Juegos Panamericanos el domingo con la marcha.

Las discóbolas cubanas Denia Caballero y Yaimé López anticipan, como Thompson y Ann-Fraser en la carreras de 100 metros – a falta de listas de salida oficiales– una pelea fratricida en el lanzamiento de disco, Estados Unidos tiene esperanzas también en saltos y Perú sueña con dar una campanada en la marcha dominical como hiciera en la jornada inicial de Lima-2019 en el maratón.

Las esperanzas locales en la distancia de los 20 kilómetros femeninos son la veterana Kimberly García y la joven Mary Luz Andía, mientras que Colombia peleará el podio con Sandra Arenas y la brasileña Erica Rocha espera cambiar la medalla de plata de los pasados Panamericanos de Toronto-2015 por la de oro tras quedar cuarta en el Mundial de Londres-2017.

En la prueba masculina, el colombiano Eider Arévalo, cuarto en los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016 y tercero en Londres, el brasilero Caio Bonfim, el canadiense Evan Dunfee y el guatemalteco José Barrondo, que viene de registrar su mejor marca en una hora y veinte minutos, se antojan candidatos al oro.

«Tengo muchas ganas de llegar a la línea de salida en Lima sabiendo que estoy en las mismas condiciones físicas como en el 2015 y 2016», dijo Dunfee. «Será un día nublado de 18°C. Es un sueño para un maratonista de ligas mayores».

Las miradas estarán en el duelo Caterine Ibargüen-Yulimar Rojas

Pero las miradas en Lima-2019 se posarán de nuevo en el eléctrico duelo que vienen deparando en los últimos años la colombiana Caterine Ibargüen y la venezolana Yulimar Rojas, auténticas vedettes del triple salto, donde la colombiana de 35 años luce como campeona olímpica y panamericana, y la venezolana, de 23, aparece como reina mundial tras coronarse en 2017.
También Keturah Orji espera pelearla en el triple por Estados Unidos, que en el salto de distancia se agarrará a Jeff Henderson, oro olímpico hace tres años.

Mientras que las festividades contarán con la presencia de la leyenda Carl Lewis, ganador de ocho oros olímpicos, como invitado especial, en velocidad se bajó a última hora su compatriota Gatlin, estrella de los 100 metros masculinos tras rivalizar a lo largo de la última década con el inimitable Usain Bolt.

Jamaica ya no cuenta con el apodado ‘Rayo’, pero Thompson y Fraser-Pryce son de lo mejor que puede ofrecer el atletismo en la actualidad, como demostraron en los últimos Juegos Olímpicos, cuando la primera, de 27 años, se subió a lo más alto del podio en las respectivas distancias de 100 y 200 metros y la segunda, de 32, fue bronce en la prueba reina.

Tras la marcha dominical de 20 kilómetros, donde los ecuatorianos y guatemaltecos acostumbran a dictar su ley, el atletismo descansará el lunes antes de encarar seis jornadas consecutivas de actividad hasta la clausura de los Juegos, todas ellas con finales.

Caballero y Pérez se medirán el martes, al igual que los hombres en el lanzamiento de disco, mientras que Thompson y Ann-Fraser saltarán previsiblemente al ruedo de los 100 metros el miércoles, cuando también se corra la prueba reina de la velocidad en la modalidad masculina.

El jueves será el día para la entrada en escena de la cubana Yarisley Silva en salto con garrocha, en los que se presumen últimos panamericanos para la veterana pertiguista de 32 años, y se disputarán ambas finales de los 400 metros vallas.

«Estoy lista, voy a dar pelea», avanzó Silva antes de embarcar rumbo a Lima con vistas también a Doha. «Por supuesto que también pienso en el Mundial. Apenas estamos comenzando, y con la mente en positivo sé que lo mejor está por venir. Este año aprendí que avanzar no solo significa dar pasos hacia adelante, sino que a veces hay que retroceder, arreglar cosas».

El duelo estelar Ibargüen-Rojas se reserva para el viernes noche, cuando también se correrán los relevos de 4×100 de mujeres y hombres, donde se echa de menos el concurso de Gatlin, que prefirió anteponer su preparación al próximo Mundial de Doha, que empieza el 28 de septiembre, a la disputa de los Panamericanos.

Antesala de la gran cita bienal del atletismo en Catar, Lima-2019 cerrará el domingo 11 con la marcha de 50 kilómetros y copioso menú el sábado con hasta 10 finales, entre ellas pruebas de medio fondo como los 800 metros de hombres, los 3000 obstáculos y variedad de platos fuertes: triple salto en varones, ambos relevos 4×400 y los 110 metros vallas masculinos.

País tradicionalmente marchista, Ecuador depositará sus esperanzas en Johanna Ordóñez, Paola Pérez y Claudio Villanueva en los 20 kilómetros, mientras que la gran apuesta de Guatemala, en esperas de confirmar la participación de Erick Barrondo –quien ostenta una plata olímpica y otra panamericana– no es otra que la subcampeona de los Juegos de Guadalajara-2011, Mirna Ortiz.

Es bueno recalcar que la venezolana Yulimar Rojas tiene registradas las cuatro de las mejores cinco marcas de la temporada en el salto triple, su especialidad.

AFP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *