Sunday, January 26, 2020
Inicio > Eje Fronterizo > Comercios de la frontera diversifican sus servicios para no bajar la santamaría

Comercios de la frontera diversifican sus servicios para no bajar la santamaría

A consecuencia de la terrible crisis económica que agobia a los venezolanos como resultado de la hiperinflación, la paralización del aparato productivo entre otras variables, los comerciantes, en especial en la zona de frontera, han tenido que echar mano de su ingenio para mantener sus negocios abiertos y poder así llevar el sustento a sus hogares.
En la actualidad no es extraño observar como un local dedicado a la venta de repuestos para vehículos o una tienda de prendas de vestir, ofrecen otros productos o servicios, casi que inimaginables, como por ejemplo refrescos bien fríos, bolsas con hielo para llevar e inclusive servicios de impresiones y fotocopias, todo en un mismo lugar.
Los especialistas señalan que en el 2020 se profundizará la crisis económica de Venezuela, por lo que la “diversificación” que  hoy vemos con extrañeza se convertirá en algo cotidiano, aunado a la cada vez más acentuada devaluación de la moneda dando paso a la dolarización y en el caso de la frontera  a la “pesificación”.
Como consecuencia, los venezolanos se han olvidado casi de su moneda nacional, cuyo valor es prácticamente simbólico y en la cual se hace imposible ahorrar para protegerse  en los brazos de cualquier moneda “dura”: dólar, euro, pesos colombianos, entre otras, pero pensar en el bolívar fuerte está fuera de cualquier posibilidad.
Por otra parte, aunque organismos como el Fondo Monetario Internacional, FMI, proyectan para 2020 una inflación sobre 10.000.000%, varios analistas llegaron a considerar que algunos factores podían incidir  favorablemente para que se experimentara una desaceleración de los precios, lo que podía alejar al país de la senda hiperinflacionaria, pero por lo experimentado recientemente con la entrada en escena del  Petro,  en el marco de lo que ya es habitual por parte del régimen de Maduro de aumentar el gasto público en períodos electorales, el panorama no es nada halagador y  el país seguirá en una escalada inflacionaria.
Por lo visto nos espera un 2020 convulso política y económicamente, por lo que las  tiendas multifuncionales seguirán surgiendo como respuesta a la crisis y a la necesidad de sobrevivir, donde el consumidor podrá adquirir una pinza para el cabello, una pieza de pan, una taza de café o si lo prefiere por kilos, hasta quien le repare su teléfono celular o computadora.
Sonia Maldonado CNP7.996

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *