Sunday, April 22, 2018
Inicio > Lo Leo y No Lo Creo > Las mascotas también sufren de depresión

Las mascotas también sufren de depresión

Todavía faltan investigaciones que expliquen exactamente qué sucede en el cerebro de los animales melancólicos, pero algunos presentan un disturbio muy parecido con la depresión de los seres humanos.
Por más que los gatos parezcan menos sentimentales, ellos también sufren con problemas de ese tipo.
El portal mdemulher.abril.com.br consultó a especialista y respondió las principales dudas acerca de este tema.

¿Qué puede entristecer a los animales?
Grandes cambios, separaciones y soledad son los principales factores detrás de cuadros depresivos.

¿Cómo cambia su comportamiento?
La mascota empieza a rechazar la comida y los juegos. Cambia drásticamente de comportamiento y se queda en un rincón.

¿Se puede prevenir?
Todos los veterinarios coinciden en que el mejor remedio contra la depresión es llevar a su amigo a pasear. Además de los beneficios que le trae la actividad física-, como la producción de neurotransmisores ligados al bienestar en el cerebro- las caminatas estrechan el contacto con el dueño y tal vez su ausencia es lo que haya provocado su tristeza

¿Cuáles son los principales síntomas de depresión?
La angustia en los perros generalmente se manifiesta en la manía de lamerse frenéticamente. Algunos de tanto hacer eso, se producen heridas en las patas. Entre los felinos es la parte de atrás que queda dañada por esta compulsión.

¿Cómo se diagnóstica?
Primero, el veterinario debe descartar de que hayan problemas físicos detrás de esos síntomas, porque la apatía también puede ser síntoma de alguna dolencia.

¿Cuál es el tratamiento?
La terapia basada en la homeopatía o con flores suele ser eficaz para recuperar la alegría de una mascota desilusionada. En casos extremos, el veterinario puede hacer uso de los medicamentos alopáticos, como los antidepresivos y ansiolíticos. Si, a pesar de estas precauciones nota indicios de cambio emocional en su mascota, llévelo a un experto en comportamiento animal para que indique el mejor tratamiento. Sí, ya hay sicólogos especializados en el comportamiento animal. Las sesiones consisten en la formación y la exposición gradual al factor estresante. Esto hará que el animal mejore en relación con el posible trauma, facilitando su adaptación a situaciones desfavorables.

El Deber

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *